Certificación de Maestros
¿quieres ser maestro de yoga?
esta es tu oportunidad
CENTRO DE YOGA
Taller de Prosperidad
cómo ser próspero en 2018
llegó tu oportunidad
CENTRO DE YOGA
Kundalini Yoga
la más poderosa de todas las yogas, al alcance de tu mano
CENTRO DE YOGA
¡Gratis!
asiste a una clase muestra
CENTRO DE YOGA

Seis razones para cubrirte la cabeza durante la práctica

Por: Satguru Singh

Muchas veces me preguntan si es necesario cubrirse la cabeza con un turbante durante la clase de Kundalini Yoga.  La pregunta generalmente viene después de que los alumnos más nuevos en la sala observan que algunos de sus compañeros lo utilizan con frecuencia.  Debo admitirlo, para aquellas personas que recién comienzan su práctica, esto puede parecer algo raro.

Mi respuesta siempre es la misma, cubrirse la cabeza no es un requisito para practicar Kundalini Yoga, sin embargo es sumamente recomendable ¿por qué? Existen muchas razones, en esta ocasión te hablaré de algunas de ellas.

Protege al cabello.
El cabello es una parte esencial del cuerpo humano. Se le considera una extensión del sistema nervioso que sirve, entre otras muchas cosas, para enviar una gran cantidad de información al cerebro y al sistema límbico; por lo tanto está vivo, y su función tanto física como energética es sumamente importante.  Uno de los objetivos fundamentales del Kundalini Yoga es que el practicante pueda ser consciente, conocer bien, experimentar y dominar sus energías más sutiles, por lo que el cubrir el cabello resulta de gran ayuda, pues esto funciona como un filtro que al aislar “interferencias” del exterior le mantienen mucho más enfocado. 

Estabilización cerebral.
De acuerdo a las enseñanzas de Yogui Bhajan, el cerebro tiene 26 partes conectadas no sólo con el sistema neurológico sino también con el campo electromagnético.  Al cubrir la cabeza con un turbante, el practicante de Kundalini Yoga estabiliza su materia cerebral y se vuelve capaz de tener un mejor control de sus emociones, de sintonizar el sistema neurológico y de armonizar su campo electromagnético. 

Ajuste craneal.
Nuestro cráneo está formado por diversos huesos que, aunque no seamos conscientes de ello, se mueven constantemente.  Ese movimiento (que puede ser de apenas algunos micro-milímetros) tiene un impacto en nuestros niveles de calma, tranquilidad o ansiedad. Un turbante de cinco o siete capas bien colocado, evita cualquier cambio o movimiento en las distintas partes del cráneo, además al cubrir la sienes, proporciona al practicante un mejor control del manejo de sus emociones y una sensación de seguridad y quietud.

Incremento de la capacidad meditativa.
No sólo los Kundalini yoguis, en realidad cualquier practicante de meditación puede verse beneficiado con el hábito de cubrir su cabeza durante la práctica pues esto aumenta la capacidad de contención y concentración. Es altamente recomendable que el material utilizado para colocar en la cabeza sea de fibras naturales, la tela de algodón color blanco es excelente. Cualquier forma de cubrirla ayuda, sin embargo, los turbantes resultan particularmente útiles pues ayudan a sostener la energía del practicante generando un enfoque meditativo en el espacio del tercer ojo.  La sugerencia es que no sólo se cubra la parte superior de la cabeza sino su totalidad.

Te da presencia.
Más allá del verse bien, la presencia viene de estar presente. Estar presente, o en el aquí y ahora, resulta de suma importancia pues es el espacio en donde reside la prosperidad, las oportunidades, la felicidad… Es un espacio sagrado al que el practicante penetra durante su práctica y al cual sólo puede entrar siendo puro y sagrado, es decir, sólo puede penetrar siendo sí mismo.  Colocarse un turbante es prepararse para ingresar en ese espacio a través de reconocer y exaltar la pureza interior, es coronarse y aceptar la propia naturaleza sublime. El uso del turbante genera un impacto trascendental en la psique del practicante.  La autoestima se eleva, la postura mejora y la presencia de esa princesa o príncipe que porta semejante corona, inunda la sala de práctica generando un aura de divinidad, integridad y respeto.

 

Aumento de la valentía.
Alrededor del cráneo existen múltiples puntos meridianos que al ser gentilmente presionados, proporcionan una sensación de seguridad y valentía.  No es casualidad que muchos de los guerreros de antaño usaran una banda alrededor de su cabeza, dicha banda era en realidad una estudiada técnica para generar un efecto de confianza y firmeza.  ¿Por qué tiene que ser valiente un practicante de Kundalini Yoga? Porque durante la práctica puede enfrentarse con sus pretextos y justificaciones, con su ego negativo y otras limitaciones.  Debe ser valiente para salir de su zona de confort y alcanzar la mejor versión de sí mismo.

Preguntas frecuentes.

¿El turbante sólo lo usan los  maestros o alumnos avanzados? ¿Tengo que alcanzar algún grado para usarlo?
No. Los beneficios de cubrir la cabeza o usar un turbante no son exclusivos de los maestros o alumnos avanzados. Están al alcance de todos.

¿Tiene que ser forzosamente de color blanco?
No. Puede ser cualquier color, sin embargo, el blanco representa la pureza y en él se encuentran todos los demás colores. Los beneficios de utilizar color blanco durante la práctica son innumerables.

¿Puedo usar un turbante prefabricado?
Sí, aunque éstos sólo cumplen la función de tapar la cabeza. Los beneficios completos se alcanzan cuando enrollas tu propio turbante alrededor.

¿Si no me lo sé poner bien, igual obtengo los beneficios?
Sí. Además recuerda que la práctica hace al maestro.

¿Puedo utilizar el turbante fuera de la clase de yoga?
Sí. ¡Los beneficios también son para llevar! Usa tu turbante cuantas veces quieras, solo asegúrate de retirarlo para dormir.

El turbante me aprieta y me incomoda ¿es normal?
No. El turbante no debe apretar, si lo hace es que no está correctamente puesto. Es una sofisticada tecnología; no debería ser un tormento.

 

Patrocinador