Kundalini Yoga
la más poderosa de todas las yogas, al alcance de tu mano
CENTRO DE YOGA
¡Gratis!
asiste a una clase muestra
CENTRO DE YOGA

Cásate con una mujer que practique Kundalini Yoga

Por: Ramdesh Kaur

Tendrán muchas opciones, caballeros, sobre el tipo de mujer con el que pasarán la vida.  Yo sugeriría que se casen con una mujer que practique Kundalini Yoga.
Cásate con una mujer que esté comprometida con encontrar la profundidad de su propia alma, porque ella estará más dispuesta a encontrar la profundidad de la tuya.  Mientras ella aprende a perdonar los errores que ha cometido, aprenderá a perdonar los tuyos, y con el tiempo ambos aprenderán que no hay tal cosa como errores, sólo oportunidades para perdonar.

Cásate con una mujer que no tenga miedo de levantarse en la oscuridad y cantarle a la luz, porque ella estará a tu lado durante la noche oscura de tu alma sosteniendo una linterna.  Cásate con una mujer que pueda encontrar su camino con la luz de la luna, después de haberse levantado en el amrit vela por tanto tiempo, porque te ayudará a navegar con facilidad en las partes riesgosas del océano de la vida.  Ella ha aprendido a usar su alma como un mapa del tesoro y es un navegante confiable.

Cásate con una mujer quien deje ir su desorden subconsciente en meditación y libere las heridas de su pasado a través del mantra y kriya, incluso si esas palabras suenan misteriosas para ti, porque ella no tiene miedo de los lugares misteriosos dentro de sí misma.  Te encontrarás en la aventura de tu vida con ella, navegando en las aguas de su corazón y su alma como si estuvieras viajando por los siete mares.   Será ella quien esté al timón del barco, liderando con fiereza.


Cásate con una mujer que honre su cuerpo a través del movimiento, de alimentación saludable y otras formas de cuidado.  Una mujer quien está cómoda con su propio cuerpo hará que estés cómodo también tú con su cuerpo, y juntas, la ternura y la sensualidad, se convertirán en grandes y continuas fuentes de alegría para ambos.

Cásate con una mujer que cante, porque nunca tendrá miedo de hablar su verdad, de alzar su voz con más frecuencia en la oración que en el enojo o de hablar por aquellos quienes no tienen voz para decir algo.  Tienes que ser valiente, señor, porque una mujer quien habla la verdad desde el fondo de su alma, te cambiará y te moverá desde tu mismo centro.  No debes temer ese cambio, porque su oración también estará contigo, y su oración tiene la fuerza de mil soles.

Cásate con una mujer con una columna flexible y una mente flexible.  Tal vez no la entiendas cuando hable de flexiones expinales, giros sufíes o gato-vaca, pero siempre la entenderás cuando hable de amor, porque lo vivirá y lo proveerá para ti con el ejemplo de la devoción incondicional.

La podrás encontrar en un millón de lugares, a esta mágica mujer.  La encontrarás en un centro de yoga, sí, pero también en cualquier lugar en donde haya personas necesitadas.  La encontrarás en escuelas y en hospitales, en negocios y en parques, y la notarás porque su radiancia casi te cegará. Puede ser que la confundas con una diosa, ¿y quien te culparía por ello? Especialmente si la sorprendes con su vestimenta completa, con un blanco ondulante tras ella como si creara su propio viento.  Porque en realidad lo crea.  Tiene por dentro las fuerzas de la tierra, el aire, el fuego y el éter.  Ella es la contenedora del Universo entero.  Ella puede crear vida.  Y juntos, la vida que pueden crear será hermosa.

Y un día, mientras viven su vida juntos, podrás encontrar que te despiertas en las horas antes de la saluda del sol sólo para estar con ella, para darte cuenta que en realidad quieres estar contigo mismo tú también.  La vida se verá más hermosa ese día, y afortunadamente, ella también.

Si yo fuera usted, querido señor, me casaría con una mujer que practica Kundalini Yoga.

Fuente: Spirit Voyage