Kundalini Yoga
la más poderosa de todas las yogas, al alcance de tu mano
CENTRO DE YOGA
¡Gratis!
asiste a una clase muestra
CENTRO DE YOGA

Algo sobre el descanso

Por: Satguru Singh

¿Alguna vez te ha sucedido que al despertar por la mañana, sientes que no descansaste nada? ¿Alguna vez has dormido ocho horas seguidas y al despertar sientes que no fue suficiente? O peor ¿Has tenido al despertar esa sensación de que durante la noche corriste una maratón y sientes que te levantas más cansado de lo que te acostaste? ¿Abandonar tu cama resulta un drama tipo telenovela?

No te preocupes. No te voy a vender un colchón mágico para conciliar el sueño, ni una almohada que cambiará tu vida, ni una pijama que además de hacerte descansar, te hará bajar de peso. No; solamente te hago esas preguntas para que analices si en realidad estás descansando, porque para un practicante de yoga, dormir no necesariamente es lo mismo que descansar.



Desde una perspectiva yogui, el descanso es exactamente igual de importante que la actividad física, tener más actividad física y menos descanso, o viceversa, resultará en un desbalance físico y eventualmente también mental.  Ahora, para descansar es importante aprender a relajarse, para aprender a relajarse (al igual que para aprender cualquier cosa) se requiere de práctica. De ahí que disciplinas como el Kundalini Yoga incluyan dentro de sus sesiones la relajación profunda.

Los mejores consejos del yoga para descansar correctamente durante la noche requieren a veces pequeños cambios, que juntos, logran uno muy grande. Pero no voy a mentirte, cuando hay desórdenes del sueño como el insomnio, se requieren algunos cambios grandes en el estilo de vida, pero el resultado siempre vale la pena.

En esta ocasión te voy a mencionar algunos tips que pueden ayudarte a descansar durante la noche.

Alimentación.

Los tacos, tortas, tamales, carnitas, etc. no deberían consumirse en la noche. Tu cena debe ser sencilla e idealmente como mínimo hora y media antes de ir a la cama. En algún lugar leí que deberías desayunar como rey, comer como príncipe y cenar como mendigo. Conozco a personas que cenan como condenados; nada que ver.  La energía que tu cuerpo debería usar para repararse la usará para digerir, en consecuencia no descansarás.

Horario.

Por favor, observa al sol, observa a la naturaleza, tú perteneces a la naturaleza. Entre más tarde en la noche te vayas a dormir menos vas a descansar. Tu metabolismo está regido por el sol. Vete a dormir a las cuatro de la mañana y aunque despiertes a las doce del día, vas a notar que no descansaste. Tu cuerpo te va a cobrar la factura eventualmente. Pero ojo, si siempre te acuestas a las doce de la noche y de repente quieres comenzar a dormirte a las diez, puedes provocarte insomnio, el cambio debe hacerse poco a poco.

Ejercicio.

Conócete. Algunas personas cuando practican ejercicio en la noche, se llenan de energía y no pueden dormirse pronto. Si ese es tu caso, procura cambiar el horario de tus sesiones de ejercicio. Esos sí, ejercitarte debería ser algo diario.

Baja el ritmo cuando comienza a anochecer.

Es una mala idea, especialmente cuando te estresas fácilmente, ver noticieros nocturnos, revisar cuentas en la noche, discutir que subió la gasolina y cosas parecidas antes de ir a la cama. Te habrás sobre-estimulado y tu mente querrá seguir trabajando aunque tu cerebro ya haya dado la orden de dormir. ¿Has tenido sueños estresantes (pesadillas)? Así te resultará complicado alcanzar una buena relajación.

Ambiente.

Entre menos aparatos electrónicos en tu cuarto, mejor. En este caso, menos es más. Si leíste mi colaboración sobre “cómo levantarte de la cama” ya sabes que hay energías que interactúan durante el sueño. Apaga y desconecta todo lo que puedas.

Respira.

Sí ya sé: “pero si siempre estoy respirando”, dices. Pero no lo haces concientemente, de hecho, seguramente al leer esto “recordaste” que estás respirando. Antes de dormir te recomiendo respirar profundamente, como mínimo, durante tres minutos por el orificio nasal izquierdo (bloquea tu fosa nasal derecha). Esto ayudará a relajarte.